Recce, cuanto te necesito.

Localizar nunca sobra.



Ya ha pasado un tiempo, pero entre el trabajo y las queridas y esperadas vacaciones no he tenido mucho tiempo para escribir otro post, pero ahí va este.

Recce no es algo religioso mal escrito o algún tipo de pasta.

Es el anglicismo para lo que nosotros, en nuestro mundillo, conocemos por localizar. La localización técnica, el Scouting Locations que dirían en Hollywood.

Sin duda una de las partes fundamentales de una producción, ya sea, publicitaria, cinematográfica, sesión de fotos… Todavía me sorprende cuando alguien llama para un proyecto y dice que no hace falta localizar, que ya lo han visto y lo tienen muy claro.

Localizar es parte del trabajo de todos los equipos, una muy necesaria.

Hay una gran diferencia con la cara que podrías cuando el Director de Fotografía (DP) te pide un “aparatito por la ventana” o el de sonido te dice que el grupo se escucha y no tienes más cable porque no hacía falta. O simplemente quemas la instalación de una casa por meter más potencia de la debida. Pero nos os preocupéis que esos problemas los resuelve la Recce.

Localizar es el primer paso que se hace para, realmente, afinar y saber en donde estamos con el presupuesto, que en definitiva es el alma del proyecto. Es el momento de hacer una lista de necesidades, ideal, que más tarde se aproximará a la real.

Perdón. Para los neófitos y desconocedores de este mundillo, la pregunta lógica es: ¿Qué demonios es localizar?

Es la reunión que tienen los jefes de departamento en armonía y entendimiento mutuo. Generalmente acude el jefe de sonido, de arte, eléctrico, maquinista, el director de fotografía, el productor, el jefe de localización, ayudante de dirección y director. En algunos casos también gente de efectos, dependiendo del rodaje. Esa reunión se hace en los sitios donde se rodará, normalmente se realiza en un día y se recorren todos los lugares o sets, aunque las horas no coincidan con las del rodaje (hay herramientas para poder saber el futuro, como las app sobre el tiempo o la posición del sol). Pueden ser pisos, calles, oficinas, recintos deportivos, parques, andenes… donde sea y cuando sea. Allí se repasan los planos unos a uno con el director y el ayudante de dirección. Se hacen fotos de las localizaciones y se apuntan para poder solventar dudas que tengamos y poder contrastara los problemas que surja durante el rodaje. Se piden a producción las necesidades específicas de cada lugar para que las tenga preparadas en el rodaje. Se miran donde irá el campamento base, etc…



Es el momento en el que cada departamento sabe lo que necesita y cuando lo necesita. Además de plantear las necesidades o dudas que puedan tener. En mi caso es el momento para que el DP me diga lo que vamos hacer y que quiere hacer. La viabilidad de hacerlo y la forma de ejecutarlo, de la manera más coherente y sencilla para ahorrar tiempo y dinero. Todo se hace por escrito y si es necesario se pueden hacer plantas de iluminación. Hay unas app para Apple como Lighting Designer o Shot Designer que no están mal.



En la localización se habla de tiempos de preparación, coordinación de los equipos, posibles preiluminaciones, colocación de los camiones, necesidad de grupo electrógeno, por donde irán los cables… Así todos los equipos saben lo que hay que hacer cuando lleguemos a ese set para rodar. El tiempo es oro en nuestra profesión.